Tomar suplementos alimenticios compuestos de antioxidantes mejora la salud de las arterias.

oligoelementos suplementos antioxidantes

El descubrimiento abre las puertas al estudio del tratamiento con antioxidantes en pacientes con múltiples factores de riesgo cardiovascular.

Tomar suplementos alimenticios compuestos por antioxidantes tiene efectos beneficiosos, a largo plazo, sobre el metabolismo de los azúcares y las grasas, la presión sanguínea y la flexibilidad de las arterias en los pacientes que presenten múltiples factores de riesgo cardiovascular, según un estudio realizado por investigadores del Centro Médico Wolfson de Israel, que ha sido publicado en Nutrition and Metabolism.

En concreto, el equipo del investigador Reuven Zimlichman confirmó estos efectos beneficiosos combinando vitamina C, vitamina E, coencima Q10 y cápsulas de selenio. Para ello observó a 70 pacientes de la clínica de hipertensión del centro.

Según Zimlichman, “consumir suplementos con antioxidantes aumenta la elasticidad de las arterias grandes y pequeñas en los pacientes que presentan múltiples factores de riesgo cardiovascular”. “Este beneficio vascular está asociado con una mejora en el metabolismo de la glucosa y los lípidos, así como con un significativo descenso de la presión sanguínea”, ha indicado.

Resultados anteriores de ensayos clínicos sobre los efectos en la salud cardiovascular que tenían los antioxidantes habían sido ambiguos. Para aclarar este asunto, Zimlichman randomizó 70 pacientes para que tomaran antioxidantes o cápsulas de placebo durante seis meses.

Los test realizados al iniciar el ensayo, al cumplirse los tres meses y al sexto mes revelaron que los pacientes del grupo que recibió antioxidantes tenían arterias más elásticas -un parámetro que mide la salud cardiovascular- y mejores perfiles de azúcar en sangre y colesterol.

Para este investigador, “los descubrimientos realizados en este estudio justifican la necesidad de profundizar en el conocimiento del impacto clínico global del tratamiento con antioxidantes en pacientes que presentan múltiples factores de riesgo cardiovascular”.

Fuente: JANO.es · 2010