Consejos de alimentación en el embarazo

La alimentación en el embarazo, qué comer o no no comer en el embarazo es una pregunta que se hacen muchas embarazadas, aquí les hago algunas recomendaciones

Indice

La alimentación en el embarazo se torna algo compleja, es un período que todos asociamos a los antojos y a la idea de comer por dos, pero la realidad es que es una etapa en la que debes cuidar especialmente tu alimentación para asegurarte de que recibes todos los nutrientes que necesitarás y que no ganarás más peso del indicado por eso te damos estos algunos consejos de alimentación en esta etapa

El sobrepeso en el embarazo suele asociarse a algunas complicaciones entre las que están el parto prematuro o la diabetes gestacional.

Es por eso que es recomendable seguir una alimentación balanceada y que, aunque a veces te permitas algún antojo, no dejes que ellos se adueñan de tu menú diario.

Consejos de alimentación en el embarazo

¿Cuánto peso se debe ganar?

Dependerá de tu complexión física. El aumento de peso debe ser de entre 7 y 18 kilos en función de tus características personales y del punto del que partes al quedarte embarazada. Si eres una mujer muy delgada deberás aumentar más peso que si tienes algo de sobrepeso.

Debes ser consciente de que todo lo que comes es un alimento para ti y para tu bebé y que necesitarás cuidar tu alimentación para tener energía durante el embarazo y también para no pasarte de el peso recomendado por tu médico.

Los mejores alimentos durante el embarazo

Para cubrir tus necesidades alimenticias durante el embarazo solo tienes que seguir una dieta balanceada.

Exceptuando una pequeña selección de alimentos y preparaciones, puedes comer de todo siempre sin pasarte de las cantidades recomendadas. Elige proteínas magras como el pollo o la carne. Incluye también lácteos en tu dieta, así como frutas, legumbres y verduras variadas. Las grasas y los azúcares se deben consumir con moderación. También debes tomar suficientes vitaminas y minerales. El ácido fólico es fundamental, sobre todo durante el primer trimestre de embarazo, debes ingerir una cantidad suficiente de calcio, vitamina B12 y zinc entre otros. Para hacerlo elige alimentos ricos en estos elementos.

Complementa la buena alimentación en el embarazo con ejercicio

Lo mejor que puedes hacer para que tu embarazo discurran sin contratiempos es combinar tu dieta con alguna actividad física regular.

Practica ejercicios como nadar, caminar o el yoga para fortalecer tus músculos y ganar flexibilidad, algo que te ayudará a tener un mejor parto.

Que alimentos no comer en el embarazo

Quesos blandos

Los quesos blandos hechos con leche no pasteurizada pueden albergar bacterias como la listeria, que pueden ser peligrosas o incluso potencialmente mortales para usted y su bebé. Es mejor evitar el queso brie, el camembert, el queso feta, el queso azul, el queso blanco, el queso fresco y la panela, a menos que la etiqueta diga que está pasteurizada. Cuando tenga dudas o salga a cenar, pregunte antes de comer.

Si desea un poco de queso para sus pastas el queso parmesano rallado es una buena opción.

Carne cruda

En el embarazo es el momento de pedir el bistec y las hamburguesas completamente cocidas. La carne cruda o poco cocida puede albergar toxoplasma y otras bacterias. Cuando salga a comer, asegúrese de que su carne esté bien caliente y cocida.

En el hogar, la temperatura debe alcanzar al menos 145 grados F para cortes completos, 160 grados F para carnes picadas como hamburguesas y 165 F para pechugas de pollo.

Jugos frescos

Los jugos frescos son muchas veces recomendados como parte de una dieta sana

Los jugos recién exprimidos en restaurantes, bares de zumos o puestos de granjas no se puede pasteurizar para proteger contra bacterias dañinas, como la salmonela y la E. coli. Algunos mercados también venden jugo sin pasteurizar en la caja refrigerada; busque la etiqueta de advertencia requerida y si no es pasteurizado manténgalo alejado.

Las mujeres embarazadas deben optar por jugo que es pasteurizado. El jugo en cajas y botellas en el estante de su supermercado también es seguro. Aunque recuerda que estos generalmente tienen mucha azcar y puede hacerte aumentar mucho de peso

Si quiere un jugo natural hágalo usted misma en su casa

Sushi

Aunque los mariscos son una gran fuente de proteínas, los mariscos crudos pueden ser una fuente de parásitos y bacterias dañinos. La FDA recomienda que las mujeres embarazadas solo coman pescado y otros mariscos que hayan sido cocinados a fondo.

Huevos crudos

Cuando esté horneando galletas, puede tener la tentación de probar un poco de masa cruda en la boca. Pero si la masa contiene huevos crudos esto podría suponer un riesgo. El CDC estima que uno de cada 20,000 huevos está contaminado con la bacteria salmonela en los EU.

Para estar seguro, evite probar la masa, la masa o el relleno de galletas sin hornear hechos con huevos crudos.

Los huevos crudos también se utilizan en muchos aderezos y salsas caseros, como:

  • Aderezo para ensalada César
  • Salsa bearnesa
  • Salsa holandesa
  • Mayonesa

Opte por las versiones compradas en la tienda, que están hechas con huevos pasteurizados. Muchos postres caseros, que incluyen mousse, merengue y tiramisú, también contienen huevos crudos. Si una versión comprada en la tienda no funciona, existe una forma segura de preparar su receta favorita.

Algunos supermercados venden huevos pasteurizados, que se pueden comer crudos. Asegúrese de que la etiqueta de los huevos específicamente diga «pasteurizada».

Pescado con mercurio o de arroyos y lagunas

El pescado es bueno para usted y para su bebé, pero tome decisiones inteligentes sobre el pescado que come. Pez espada, bacalao, caballa y tiburón contienen altos niveles de metilmercurio. Este metal puede ser perjudicial para tu bebé.

Puede comer de manera segura hasta 12 onzas de mariscos a la semana, así que elija pescado con bajo contenido de mercurio: bagre, salmón, bacalao y atún enlatado. Si le gusta el atún blanco (blanco), limítese a 6 onzas por semana. Consulte con su médico antes de tomar aceite de pescado o cualquier otro suplemento durante el embarazo.

A menos que sepa que el arroyos, bahías y lagos locales no están contaminados, evite comer el pescado de pesca deportiva. Algunos lagos y ríos están contaminados con químicos industriales. El pescado azul capturado localmente, la lubina rayada, el salmón, el lucio, la trucha y la lucioperca pueden verse afectados.

Embutidos

A diferencia de muchos otros gérmenes transmitidos por los alimentos, la listeria puede crecer a las temperaturas de su refrigerador. Por este motivo, debe evitar las carnes perecederas listas para comer, como los embutidos y los perros calientes, cuando está embarazada. Puede hacer que estos alimentos sean seguros calentándolas hasta que estén muy calientes y comiendolos de inmediato.

Patés o Pastas De Carne

Los patés contienen carnes perecederas, por lo que también pueden albergar listeria. Mantener su refrigerador a 40 grados F o menos disminuirá el crecimiento de esta bacteria, pero no la detendrá por completo. Debido a que las mujeres embarazadas son particularmente vulnerables a la listeria, es más seguro evitar todas las pastas de carne refrigerada. Los embutidos de carne enlatados están bien, aunque no son exactamente saludables, durante el embarazo.

Mariscos ahumados o crudos

Al igual que las carnes listas para comer, el marisco ahumado refrigerado es vulnerable a la listeria. Esto incluye el salmón ahumado, así como la trucha ahumada, el pescado blanco, el bacalao, el atún y la caballa. Es seguro usar mariscos ahumados en una comida cocinada, como una cazuela.

Los mariscos crudos son una de las principales causas de enfermedad. Estos presentan bacterias que generalmente no se encuentran en los mariscos cocidos.

Evita las ostras en la media concha. Mientras cocine los mariscos a fondo, es seguro comerlos durante el embarazo. Cocine las ostras, las almejas y los mejillones hasta que las conchas se abran. Si alguno no se abre, desechalos.

Leche sin pasteurizar

La leche recién recolectada aún no ha pasado por el proceso de pasteurización que la protege de la listeria. Eso puede ser peligroso para usted y su bebé. Compre leche, queso o productos lácteos en una granja local solo si la etiqueta dice «pasteurizado».

La cafeína

Hay estudios que muestran que una cantidad moderada de cafeína es segura durante el embarazo. Pero aún se está analizando sobre si una mayor cantidad de cafeína puede aumentar las probabilidades de un aborto espontáneo. Se recomienda que las mujeres que están embarazadas o que lo están intentando deberían limitar la cafeína a 200 miligramos por día. Eso es una taza de café de 12 onzas. Pero recuerde, la cafeína también se encuentra en los refrescos, el té, el chocolate y muchas bebidas energéticas.

Alcohol

Usted ya sabe que el consumo excesivo de alcohol durante el embarazo puede causar defectos de nacimiento graves en su bebé. Lo que tal vez no sepa es que incluso pequeñas cantidades de alcohol pueden ser perjudiciales.

No se ha encontrado que la cantidad de bebida sea segura durante el embarazo, por lo que es mejor evitar todas las formas de alcohol. Esto incluye vino, cerveza, ponche crema que además contiene alcohol y huevos crudos.

Brotes crudos

No coma brotes crudos, como alfalfa, trébol y rábano. Las bacterias pueden entrar en las semillas antes de que los brotes empiecen a crecer, y estos gérmenes son casi imposibles de eliminar.

En la tienda, revise los sándwiches para asegurarse de que no contengan brotes crudos. En casa, cocina los brotes a fondo para destruir cualquier bacteria.

Algunas recomendaciones sobre los que alimentos no comer en el embarazo

  • Frutas y verduras son alimentos muy sanos para usted y su bebé, pero sin lavar NO
  • Solo asegúrese de enjuagarlos bien con abundante agua corriente.
  • Un parásito llamado toxoplasma puede vivir de frutas y verduras sin lavar y causa una enfermedad llamada toxoplasmosis, que puede ser muy peligrosa para su bebé.
  • No use jabón para lavar los vegetales.
  • En su lugar, frote la superficie con un pequeño cepillo de verduras.
  • Cortar las áreas magulladas, ya que pueden albergar bacterias.
  • Para evitar la bacteria listeria, frote y seque el melón antes de rebanarlo.

Amigos y familiares pueden ofrecerte comida que debes considerar antes de comer

  • Si la comida se deja sin refrigerar durante demasiado tiempo.
  • Siga la regla de las 2 horas: no coma platos que se hayan estados a temperatura ambiente por más de 2 horas.
  • Cuando las temperaturas son superiores a 90 F, el corte debe ser de 1 hora.

Comida para llevar

  • A menos que vayas directamente a casa desde el restaurante, no pidas comida para llevar.
  • El interior de su automóvil puede calentarse rápidamente, lo que permite que las bacterias se multipliquen.
  • Si lleva las sobras a casa, pongalas en el refrigerador dentro de las 2 horas posteriores a la hora en que se sirvió la comida originalmente.

Conclusiones

La alimentación en el embarazo es unos de los puntos mas importante para que su bebé se desarrolle sin ningún problema y usted no tenga ninguna complicación, si va ingerir algún alimento que no está segura si puede hacerle daño mejor no lo ingiera

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Dr. Victor Pagé
Dr. Victor Pagé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimos artículos
Categorías
Recibe nuestras novedades
Suscribete a nuestro Newsletter

Recibirás artículos para la mujer todas las semanas GRATIS

Lo Último
Últimos artículos

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.