¿Causas más frecuentes de flujo vaginal?

El flujo vaginal es un síntoma muy frecuente que puede aparecer en la mujer, puede ser alarmante, pero por lo general no siempre obedece a una patología.

Indice

Flujo vaginal o leucorrea es un síntoma dado para el líquido que proviene de la vagina, Es mecanismo de limpieza de los órganos genitales por la cual el cuerpo se deshace de las células muertas de la vaginal, las bacterias y las secreciones de su cuello uterino y vagina para ayudar a proteger su tracto vaginal.

Las hormonas afectan la cantidad y la consistencia del flujo vaginal, por lo que puede tener diferentes cantidades en ciertos momentos, como antes de la menstruación, durante la ovulación y el embarazo o mientras usa anticonceptivos hormonales.

Qué es el flujo vaginal

¿Cuando se considera anormal el flujo vaginal?

El flujo vaginal se considera anormal cuando supera 1 cm3 y aunque no siempre es expresión de alguna patología, cuando se acompaña de algún síntoma debes ver a tu ginecólogo

¿Cuáles son las causas del flujo vaginal?

Flujo vaginal Claro

La secreción clara, que también puede ser blanquecina, generalmente está bien. Puede tener una consistencia similar a la clara de huevo. También es la descarga que un cuerpo sano expulsa para reequilibrarse, porque la vagina es un órgano autolimpiarte.

Ovulación: ¿Se trata del día 14 de tu ciclo? Probablemente estés ovulando y produciendo moco cervical.

Flujo vaginal durante el embarazo: El embarazo también puede causar un cambio en las hormonas y aumentar la cantidad de secreción que tiene.

Excitación sexual: Durante la excitación, los vasos sanguíneos en esa vagina se dilatan y el líquido pasa a través de ellos, causando un aumento en la secreción clara y acuosa.

Flujo vaginal color sangre a marrón

La secreción sanguinolenta roja o marrón es común antes o después de la menstruación. Los colores pueden variar desde el rojo cereza al comienzo de su período hasta el marrón oxidado. Pero si ve rojo durante todo el mes, podría ser un signo de una afección de salud subyacente, como una infección, problemas del cuello uterino o del endometrio

Ciclo menstrual irregular o manchado: Algunas personas simplemente tienen períodos irregulares y manchas. Otros experimentan manchas debido a su método anticonceptivo o cambios hormonales.

Los dispositivos intrauterinos pueden dar este tipo de secreción, este flujo post coito puede denotar un problema asociado con el cuello uterino, o signo de aborto

Flujo blanco lechoso

Una variedad de tonos blancos de secreción, desde cáscara de huevo hasta crema, puede ser común. A menos que su secreción esté acompañada de ciertas texturas u olores, u otros síntomas no se preocupe demasiado.

Lubricación vaginal: La secreción blanca puede ocurrir por muchas de las mismas razones que la descarga clara. Es simplemente una lubricación natural, manteniendo su tejido vaginal sano y minimizando la fricción durante las relaciones sexuales, pero en ocasiones puede ser síntoma de un hongo vaginal como la monilia

Secreción amarillo o verde

La secreción de color amarillo muy claro es más común de lo que piensas. A veces el color es amarillo claro. Otras veces es más intenso llegando a verde.

Este color suele ser un signo de una infección producidas por bacterias como la Gonorrea o la Clamidia.

¿Existen síntomas asociados con la secreción vaginal?

Cuando la secreción vaginal se combina con algunos de estos síntomas debe consultar a su médico

  • Picazón
  • Dolor
  • Sensación de ardor al orinar
  • Olor fuerte y fétido
  • Textura espumosa o gruesa como requesón
  • Sangrado que no está relacionado con la menstruación

¿Causas frecuentes de flujo vaginal?

Vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es una infección bacteriana común. Causa un aumento del flujo vaginal que tiene un olor fuerte, fétido y, a veces, a pescado. La secreción también puede verse gris, delgada y acuosa. En algunos casos, la infección no produce síntomas.

Aunque la vaginosis bacteriana no se transmite a través del contacto sexual, tienes un mayor riesgo de desarrollarla si eres sexualmente activo o si recientemente has tenido una nueva pareja sexual. La infección también puede ponerlo en un mayor riesgo de contraer una infección de transmisión sexual.

Tricomoniasis

La tricomoniasis es otro tipo de infección causada por un parásito. Por lo general, se transmite por contacto sexual, pero también se puede contraer al compartir toallas o trajes de baño.

Hasta la mitad de las personas afectadas no tienen síntomas. Aquellos que lo hacen a menudo notarán una secreción amarilla, verde o espumosa con un olor desagradable. El dolor, la inflamación y la picazón alrededor de la vagina, así como al orinar o tener relaciones sexuales también son signos comunes.

Infección por hongos

Una infección por levaduras ocurre cuando el crecimiento de levadura aumenta en la vagina. Produce una secreción espesa y blanca que se parece al requesón. Esta secreción no suele oler.

Otros síntomas incluyen ardor, picazón y otra irritación alrededor de la vagina junto con dolor durante las relaciones sexuales o al orinar.

Gonorrea y clamidia

La gonorrea y la clamidia son Enfermedades de transmisión sexual que pueden producir una secreción anormal debido a la infección del cuello uterino. A menudo es de color amarillo, verdoso o turbio.

Además puede experimentar síntomas como:

  • Dolor al orinar y Dolor en Bajo vientre
  • Sangrado después de tener relaciones sexuales vaginales con penetración
  • Sangrado entre períodos
  • Pero algunas personas pueden tener cero síntomas.

Herpes genital

Esta Enfermedad de transmisión sexual puede provocar flujo vaginal espeso con un olor fuerte, particularmente después del sexo. Las llagas y ampollas pueden aparecer alrededor de los genitales junto con sangrado entre períodos y una sensación de ardor al orinar.

Sin embargo, es más común no tener síntomas o síntomas leves. Si se presentan síntomas, puede experimentar brotes repetidos a lo largo de su vida.

Enfermedad inflamatoria pélvica

La secreción pesada y maloliente y el dolor en bajo vientre, después del sexo o durante la menstruación u orina pueden ser signos de enfermedad inflamatoria pélvica.

Esto ocurre cuando las bacterias se mueven hacia la vagina y hasta otros órganos reproductivos y pueden ser causadas por ETS que no se tratan como la clamidia o la gonorrea.

Virus del papiloma humano o cáncer de cuello uterino

La infección por el virus del papiloma humano se transmite por contacto sexual y puede provocar cáncer de cuello uterino. Si bien es posible que no haya síntomas, este tipo de cáncer puede provocar lo siguiente:

  • Secreción sanguinolenta, marrón o acuosa con un olor desagradable
  • Sangrado inusual que ocurre entre períodos o después del sexo
  • Dolor al orinar o un aumento de la necesidad de orinar
  • En casos raros, la secreción marrón o sanguinolenta también puede ser un signo de cáncer de endometrio, fibromas u otros crecimientos.

Conclusión:

Siempre que exista flujo vaginal debe observarse con cautelas, si bien una secreción clara puede significar que es saludable ya que ayuda a mantener la vagina limpia, una secreción amarilla, verde o roja puede ser consecuencia de un problema mayor y por lo tanto debe consultar a su médico

También es importante tener en cuenta que una variedad de tonos y cantidades de flujo vaginal se considera típica y varía de persona a persona.

Pero su flujo vaginal también es un reflejo de su salud en general. Si la secreción ocurre inesperadamente o cambia significativamente en color, consistencia, cantidad u olor, consulte a su médico.

Del mismo modo, si su secreción se acompaña de picazón o dolor pélvico, es hora de consultar a un médico.

Aprender a mantener una buena higiene íntima puede ayudarle a evitar que tenga leucorrea, Lávese suavemente alrededor de su vagina con agua, evitando productos perfumados y duchas vaginales que puedan causar irritación. Secar bien el área y usar ropa interior de algodón transpirable también puede ayudar.

Además, considere usar un condón u otro método de barrera durante la actividad sexual y limpie a fondo los juguetes sexuales para reducir su riesgo de ITS. Y si tiene un período, trate de cambiar los tampones y compresas con frecuencia.

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Últimos artículos
Categorías
Recibe nuestras novedades
Suscribete a nuestro Newsletter

Recibirás artículos para la mujer todas las semanas GRATIS

Lo Último
Últimos artículos

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.