Cómo escoger un buen snack

Un snack es una pequeña porción de alimentos que generalmente se come entre comidas, por lo que es necesario escoger los mas saludables

Indice

Un buen snack es aquel que te aporta nutrientes esenciales, te saciar el hambre y te da energía sin hacerte sentir pesado o somnoliento.

Un snack ideal debe tener una combinación de carbohidratos complejos, proteínas, grasas saludables y fibra. Algunas opciones pueden ser una porción de frutas con un puñado de frutos secos, un yogur natural con frutas frescas y granola sin azúcar, una barra de cereales y frutos secos con bajo contenido de azúcar, o unos vegetales crudos con hummus o guacamole.

Es importante también prestar atención a las porciones y no excederse en la cantidad de calorías que se consumen en un snack. Un buen snack debe ser una opción saludable y equilibrada, y no una excusa para comer en exceso o elegir alimentos poco saludables.

Recuerda que el objetivo de un snack es saciar tu hambre entre comidas y mantener tus niveles de energía estables, por lo que es importante elegir opciones nutritivas y saludables que te ayuden a lograr este objetivo.

Si eres de los que anhela verse y sentirse bien, sano, fuerte y saludable, debes estar al tanto de que cada bocado cuenta al momento de lograr este objetivo, incluyendo a los snack. De allí que saber cuáles son los más recomendables para no “pecar” sea tan importante, y esto no solo te servirá para mantenerte en forma al estar en casa, sino para que esto sea posible adonde quiera que vayas.

¿Te interesa saber cuáles son las mejores opciones disponibles para merendar sin salirte de tu plan alimenticio?

De ser así te invitamos a leer esta nota hasta el final porque te resultará muy útil e interesante.

Cómo escoger un buen snack

Consejos para elegir un buen snackable

Las meriendas o snacks son ideales para evitar los atracones o el estar picando entre una comida y otra, es decir, lo más aconsejable es que meriendes a media mañana y luego a media tarde para mantenerte saciado, y para que tu organismo no segregue más insulina, pues esto evita que quemes grasa y pierdas peso.

A ver, si sigues las siguientes recomendaciones te garantizamos que estarás satisfecho por más tiempo y no tendrás cargo de conciencia pues el snack será beneficioso para tu salud.

Busca opciones que contengan una combinación de carbohidratos complejos, proteínas, grasas saludables y fibra. Algunas opciones pueden ser frutas con un puñado de frutos secos, un yogur natural con frutas frescas y granola sin azúcar, una barra de cereales y frutos secos con bajo contenido de azúcar, o vegetales con hummus o guacamole.

Presta atención a las porciones y no te excedas en la cantidad de calorías que consumes en un snack. Un buen snack debe ser una opción saludable y equilibrada, y no una excusa para comer en exceso o elegir alimentos poco saludables.

Evita opciones que contengan demasiado azúcar o grasas saturadas. Estos ingredientes pueden darte un subidón de energía rápido, pero te dejarán sintiéndote cansado y hambriento poco después. Dile adiós a los dulces, postres, galletas, refrescos y a casi todos los alimentos procesados ricos en azúcar refinada o sacarosa. La Organización Mundial de la Salud recomienda controlar su consumo –no más de 50 gramos diarios-, lo cual es equivalente a 12 cucharaditas, las cuales están contenidas en una gaseosa regular. Evita la bollería, el chocolate, los refrescos, postres lácteos y más. De esta manera puedes estar confiado en que no estarás intoxicando tu organismo con azúcares dañinos a corto, mediano y largo plazo.

Elige opciones que te gusten y que puedas preparar con facilidad. Si tienes opciones saludables a mano, será más fácil resistir la tentación de elegir opciones poco saludables.

Escoge snacks que se ajusten a tus necesidades individuales. Si estás buscando perder peso, elige opciones bajas en calorías y altas en nutrientes. Si estás buscando aumentar tu ingesta de proteínas, elige opciones ricas en proteínas.

Recuerda que el objetivo de un snack es saciar tu hambre entre comidas y mantener tus niveles de energía estables, por lo que es importante elegir opciones nutritivas y saludables que te ayuden a lograr este objetivo.

Ideas de snacks saludables

  1. Frutas frescas: Una opción saludable y refrescante es comer frutas frescas como manzanas, plátanos, naranjas, fresas, kiwis, melón, entre otras.
  2. Vegetales crudos: Puedes preparar crudités de zanahoria, pepino, apio, pimiento, coliflor o brócoli para disfrutar con hummus, guacamole o salsa de yogur natural.
  3. Frutos secos: Los frutos secos son una buena fuente de proteínas y grasas saludables. Puedes comer una porción pequeña de nueces, almendras, pistachos o anacardos.
  4. Yogur natural: El yogur natural es una buena fuente de proteínas y calcio. Puedes agregar frutas frescas o granola sin azúcar para hacerlo más sabroso.
  5. Barritas de cereales y frutas: Hay muchas opciones en el mercado que contienen ingredientes naturales y bajos en azúcar. Verifica las etiquetas nutricionales y busca aquellas con mayor contenido de fibra.
  6. Palomitas de maíz: Si bien las palomitas de maíz pueden tener una mala reputación, son una opción saludable si se preparan en casa sin mantequilla o aceites grasos y se aderezan con condimentos naturales como la pimienta o el romero.
  7. Huevos duros: Los huevos son una buena fuente de proteína y se pueden cocinar de muchas maneras. Los huevos duros son fáciles de preparar y transportar.
  8. Batidos de frutas y verduras: Un batido saludable hecho con frutas y verduras es una excelente opción de snack. Puedes incluir espinacas, plátanos, bayas, leche vegetal y semillas de chía.

Estas son solo algunas ideas, pero hay muchas opciones saludables para elegir. Recuerda elegir snacks equilibrados y que se ajusten a tus necesidades individuales.

Beneficios de escoger un buen Snack

Introducir un buen snack a la dieta diaria puede aportar muchos beneficios a la salud. Aquí te explicaré algunos de ellos:

Control de hambre: Comer un snack saludable entre comidas puede ayudar a controlar el hambre y evitar comer en exceso en las siguientes comidas.

Aumento de energía: Un snack saludable puede proporcionar un aumento de energía necesario para mantenerse activo durante el día.

Mejora del rendimiento cognitivo: Los snacks saludables pueden ayudar a mejorar el rendimiento cognitivo al proporcionar nutrientes importantes para el cerebro, como vitaminas y minerales.

Aumento de la ingesta de nutrientes: Los snacks saludables pueden ser una forma fácil y conveniente de aumentar la ingesta de nutrientes importantes como fibra, proteínas, vitaminas y minerales.

Ayuda para mantener un peso saludable: Comer un snack saludable puede ayudar a mantener un peso saludable al evitar comer en exceso en las comidas principales y al proporcionar una fuente de energía constante para el cuerpo.

Mejora del estado de ánimo: Comer un snack saludable puede ayudar a mejorar el estado de ánimo al proporcionar nutrientes importantes para la producción de serotonina, un neurotransmisor que ayuda a regular el estado de ánimo.

Reducción del riesgo de enfermedades crónicas: Comer un snack saludable puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónicas como enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y obesidad al proporcionar nutrientes importantes y mantener un peso saludable.

En resumen, introducir un buen snack a la dieta diaria puede aportar muchos beneficios para la salud y puede ser una forma fácil y conveniente de asegurarse de que el cuerpo reciba los nutrientes necesarios para mantenerse saludable y en forma.

Conclusión

Un buen snack es aquel que proporciona nutrientes importantes para el cuerpo, ayuda a controlar el hambre, proporciona una fuente de energía constante, ayuda a mantener un peso saludable y puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

Al elegir un snack, es importante optar por opciones saludables como frutas frescas, vegetales crudos, frutos secos, yogur natural, barritas de cereales y frutas, palomitas de maíz caseras, huevos duros y batidos de frutas y verduras.

Introducir un buen snack en la dieta diaria puede proporcionar muchos beneficios para la salud y ayudar a mantener un estilo de vida saludable. Es importante recordar que los snacks no deben ser una excusa para comer alimentos procesados y altos en azúcar, grasas y sodio, sino que deben ser opciones saludables que complementen una dieta equilibrada.

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Últimos artículos
Categorías
Recibe nuestras novedades
Suscribete a nuestro Newsletter

Recibirás artículos para la mujer todas las semanas GRATIS

Lo Último
Últimos artículos

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.