Manta Térmica con tecnología infrarroja

La Manta Térmica es un tratamiento que no debe faltar cuando te haces algún tratamiento corporal por los beneficios que aporta

Indice

La tecnología inteligente de la Manta Térmica con tecnología infrarroja controla diferentes temperaturas y temporización según cada persona para lograr óptimos resultados

Con esta tecnología avanzada se puede aplicar en tratamientos de eficacia comprobada en la reducción del componente graso en tratamientos de obesidad, adiposidad localizada y celulitis.

El calor directo que emiten los infrarrojos es irradiado como energía térmica segura y permite una suave relajación de los músculos y una sudoración controlada.

Manta Térmica con tecnología infrarroja

Como funciona la Manta Térmica

  • Aumento de la temperatura corporal
  • Vasodilatación generalizada
  • Relajación muscular generalizada y efecto de sedación sobre el sistema nervioso

Este equipo consta de una manta de dos capas con calor infrarrojo y una unidad de control desde la que se ajusta la temperatura y el tiempo de cada sesión a las necesidades del cliente. Adicionalmente, sus beneficios pueden incrementarse con el uso del Gel o Crema Cosmética Corporal.

La Termoterapia estimula el metabolismo celular adipocitario, logrando la reducción del volumen de cada célula adiposa, y por lo tanto, del panículo adiposo general.

También produce una serie de beneficios adicionales, como la activación local de la circulación sanguínea, lo que incrementa el aporte de oxígeno y otros nutrientes a los tejidos.

En el tratamiento con la manta térmica también utilizamos productos lipolíticos, de última generación como fangos, máscaras de chocolate, cremas reductoras o geles, que aumentan en conjunto con las manta su eficacia y valor reductor, mejorando además la apariencia de la piel.

Contraindicaciones.

  • Várices generalizadas.
  • Embarazadas.
  • Hipotensión arterial , hipertensión no controlada
  • Hiperfunción tiroidea.
  • Infarto agudo.
  • Trastornos funcionales a nivel renal.
  • Heridas abiertas.
  • Úlceras u otros procesos con riesgo de sangrado.
  • Alteración de la integridad cutánea.
  • Tumores.
  • Alergias de contacto.
  • Edemas severos.
  • Paciente en mal estado general.
  • Tromboflebitis.

Indicaciones de la manta térmica

  • Celulitis.
  • Grasa Localizada.
  • Piernas Cansadas.
  • Reducción de Volumen.
  • Problemas de Circulación.

La Manta Térmica ayuda a:

  • Pérdida de peso: Quema hasta 600 calorías en 30 minutos aprox.
  • Invierte el proceso de envejecimiento.
  • Mejora la piel y limpia las impurezas
  • Aumenta la circulación sanguínea y activa el metabolismo.
  • Reduce los espasmos musculares.
  • Reduce la hinchazón y la inflamación, mejorando el flujo linfático.
  • Permite la eliminación de toxinas y los metales nocivos tales como el sodio, el ácido sulfúrico, el colesterol, plomo, mercurio, níquel y cadmio mediante la sudoración.
  • Promueve la adhesión y la ósmosis de moléculas de agua a través de la membrana celular.
  • Atrae los iones de calcio a la membrana celular.

Manta Térmica con tecnología infrarroja se ha convertido en el complemento perfecto para los tratamientos estéticos que desean brindar una experiencia de spa holística a sus clientes.

Pérdida de peso

Uno de los beneficios más notables y emocionantes es la pérdida de peso. La incorporación de sesiones de infrarrojos con un estilo de vida saludable puede ayudarlo a alcanzar sus objetivos de pérdida de peso y talla.

Durante una sesión de manta térmica infrarroja, la temperatura central de su cuerpo se eleva por encima de los 100.6 °F, lo que hace que su cuerpo entre en un modo de enfriamiento, induciendo de 3 a 5 veces más sudor que el ejercicio solo. Y como sudar quema calorías, quemarás muchas calorías durante tu sesión.

Los infrarrojos también pueden reequilibrar su metabolismo, acelerando la velocidad a la que se queman las calorías durante la sesión y después.

A medida que se eliminan los ácidos orgánicos, sus niveles de insulina en ayunas pueden descender a niveles normales, lo que puede ayudar a evitar que su cuerpo se vea obligado a almacenar carbohidratos en forma de grasa.

La grasa se vuelve soluble en agua a 100.5 °F y se puede descomponer en partículas más pequeñas, que se pueden eliminar del cuerpo a través del sistema linfático.

Los mejores resultados de pérdida de peso y talla se ven cuando las sesiones de manta térmica infrarroja se vuelven parte de su estilo de vida, junto con una dieta balanceada y una rutina de ejercicio regular. Se recomiendan 2-3 sesiones por semana durante al menos 4-6 semanas para ver resultados de pérdida de peso.

Reducción de celulitis

Según el experto, «la celulitis es simplemente grasa debajo de la piel que tiende a tener una apariencia llena de huecos porque empuja contra el tejido conectivo, lo que hace que la piel que está encima se arrugue y se vea como piel de naranja».

Debido a que la grasa se vuelve soluble en agua a la temperatura corporal alcanzada durante una sesión de manta térmica infrarroja, parte de esta grasa se elimina a través del sistema linfático y las bolsas de grasa conocidas como celulitis pueden disminuir de tamaño.

Combinado con los beneficios de reconstrucción de colágeno de los infrarrojos, esos depósitos de grasa se pueden reorganizar más lejos de la superficie de la piel, lo que ayudará a prevenir la acumulación de nueva celulitis.

Desintoxicante

La desintoxicación elimina las toxinas que se acumulan en nuestro sistema y causan enfermedades, dolores, alergias, cambios de humor y mucho más.

Expulsar metales pesados y ácidos orgánicos a través del sudor puede ayudar a reequilibrar la digestión y el metabolismo, los cuales pueden afectar la salud y la claridad de la piel.

El sudor liberado a través de la inmersión infrarroja contiene hasta un 20 % de toxinas, en comparación con el 3-5 % del sudor normal.

Estas toxinas incluyen alcohol, nicotina, ácido sulfúrico, BPA, contaminantes ambientales y amoníaco.

Contra el envejecimiento

La terapia infrarroja puede mejorar la circulación, transportando oxígeno por todo el cuerpo y la piel.

El aumento de la oxigenación de los tejidos gracias a los tratamientos con infrarrojos mejora la apariencia de las líneas finas y las arrugas, incluso la pigmentación de la piel, y aumenta la producción de colágeno para mejorar la elasticidad de la piel.

Los tratamientos infrarrojos pueden proporcionar resistencia al daño de los rayos UV y revertir los signos del fotoenvejecimiento.

Protección de la piel

Los tratamientos de Manta Térmica con tecnología infrarroja pueden proporcionar resistencia al daño de los rayos UV e incluso ayudar a curar las quemaduras solares.

La sudoración profusa durante una sesión de manta térmica infrarroja puede ayudar a limpiar los poros y exfoliar para eliminar la piel muerta.

La terapia de calor infrarrojo también puede ayudar a controlar las afecciones de la piel, como el eccema y la psoriasis.

Expulsar los metales pesados y los ácidos orgánicos generalmente difíciles de eliminar de las sobrecargas de estrés a través del sudor puede ayudar a reequilibrar la digestión y el metabolismo que pueden afectar negativamente la belleza de la piel.

En nuestro Spa contamos con una de las Manta Térmica con tecnología infrarroja Alemena de ultima generacion llama ya para hacer una cita y empieces a disfrutar todos los benefiios

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Dr. Victor Pagé
Dr. Victor Pagé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimos artículos
Categorías
Recibe nuestras novedades
Suscribete a nuestro Newsletter

Recibirás artículos para la mujer todas las semanas GRATIS

Lo Último
Últimos artículos
Orgasmo Femenino
Orgasmo Femenino

El Orgasmo Femenino da a la mujeres una gran sensación de placer y plenitud sexual, que debes conocer para poder lograr llegar al orgasmo

Leer más »

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.