Cigarrillos electrónicos, la gran estafa

Los cigarrillos electrónicos más comúnmente conocidos como vapear, es una moda peligrosa que puede estar poniendo en juego la salud de muchos jóvenes que lo usan indiscriminadamente

Indice

Los cigarrillos electrónicos son una nueva tecnología que se está apoderando rápidamente de la industria tabacalera. Han existido por menos de 10 años, pero cada día son más populares. De hecho, en algunos países como Estados Unidos, ahora son más populares que los cigarrillos tradicionales. El acto de fumar estos cigarrillos se conoce también como vapear

La pregunta es: ¿realmente estos dispositivos son tan seguros como parecen? ¿O se trata simplemente de otra estafa de la industria tabacalera para enganchar a la gente a un nuevo tipo de cigarrillo que eventualmente los matará?

Parece que los cigarrillos electrónicos no son tan seguros como pensamos y se han realizado muchos estudios que relacionan su uso con el cáncer y otras enfermedades.

Hay muchas empresas que fabrican cigarrillos electrónicos en la actualidad, pero no todas son honestas sobre los ingredientes. Algunos de ellos utilizan una sustancia llamada diacetilo para dar a sus productos un sabor a mantequilla.

El diacetilo es una sustancia química que puede causar enfermedades pulmonares en humanos cuando se inhala en grandes cantidades durante un largo período de tiempo. Se utiliza porque hace que los cigarrillos electrónicos huelan y sepan mejor, pero esto no significa que sea seguro para el consumo humano.

Cigarrillos electrónicos, la gran estafa

Que son los cigarrillos electrónicos

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos alimentados por baterías que brindan la sensación de fumar tabaco sin humo, cenizas u olor.

Los componentes principales de un cigarrillo electrónico son una batería y un elemento calefactor llamado atomizador. El atomizador convierte la nicotina líquida en un vapor que el usuario inhala.

Los cigarrillos electrónicos contienen tres ingredientes principales: propilenglicol, glicerina vegetal y nicotina. El propilenglicol se usa como solvente para disolver los otros dos ingredientes y lleva saborizantes en algunas marcas de cigarrillos electrónicos. La glicerina vegetal se utiliza como base para la nicotina líquida y produce vapor cuando se calienta con el atomizador. La nicotina es adictiva y produce la sensación de fumar, pero no produce cenizas como lo hacen los productos de tabaco.

Vapear es dañino para la salud

Los cigarrillos electrónicos son dañinos para los pulmones porque contienen nicotina, que es una sustancia altamente adictiva. El aerosol que inhala el usuario contiene nicotina y otras sustancias que no han sido completamente estudiadas. Además, se ha descubierto que los cigarrillos electrónicos son una fuente de humo de segunda mano, lo que aumenta el riesgo de cáncer de pulmón en los no fumadores que están expuestos a él.

Los cigarrillos electrónicos se comercializan como una alternativa más saludable al tabaco y como una forma de acabar con la adicción al tabaco. Sin embargo, no son completamente seguros y las empresas no nos informan sobre ellos.

Es cierto que los cigarrillos electrónicos tienen muchos beneficios y menos riesgos que los cigarrillos de tabaco, pero aún conllevan algunos riesgos. El mayor riesgo es que el líquido contiene ingredientes nocivos como formaldehído, acetaldehído, acroleína y glicerina.

Los cigarrillos electrónicos se comercializan como una alternativa saludable a los cigarrillos de tabaco, pero no lo son ya que pueden ser dañinos debido a sus ingredientes.

Como funcionan los cigarrillos electrónicos

Los cigarrillos electrónicos son un tipo de sistema de suministro de nicotina que simula el acto de fumar tabaco. Funcionan calentando un líquido para generar un aerosol, comúnmente llamado «vapor», que el usuario inhala.

El uso de cigarrillos electrónicos en lugares públicos está prohibido en muchos países y estados, incluidos Brasil, Canadá, Hong Kong, México y Singapur.

Los cigarrillos electrónicos se han promocionado como la forma de reducir el daño de fumar tabaco y al mismo tiempo mantener la adicción a la nicotina. Sin embargo, no están exentos de riesgos para la salud y algunos estudios los han encontrado más peligrosos que los cigarrillos regulares. Además de estos riesgos para la salud, también existen implicaciones legales por usarlos en lugares públicos donde están prohibidos o donde no hay un área designada para fumar.

Que daños pueden producir a la salud

Los cigarrillos electrónicos no son una alternativa segura a fumar. No son completamente inofensivos y pueden provocar cáncer de pulmón, enfermedades cardíacas y otros problemas de salud graves.

Los cigarrillos electrónicos no son lo mismo que los cigarrillos normales. No contienen tabaco, pero sí nicotina que es adictiva. Cuando usa un cigarrillo electrónico, inhala líquido vaporizado que contiene nicotina y otras sustancias químicas que pueden ser dañinas para su cuerpo.

Vapeo y Embarazo

Fumar es una de las principales causas de muerte prevenible. También es la principal causa de muerte prevenible entre las mujeres embarazadas.

En los últimos años, los cigarrillos electrónicos han ganado popularidad como alternativa a fumar cigarrillos tradicionales. Sin embargo, no están exentas de riesgos y efectos secundarios. Los estudios muestran que el vapeo puede conducir a la adicción a la nicotina y puede aumentar el riesgo de complicaciones en el embarazo, como aborto espontáneo, parto prematuro y muerte fetal.

Conclusiones

La conclusión del artículo es que los cigarrillos electrónicos no están claro, aunque sean una alternativa más segura a los cigarrillos tradicionales.

Aunque no contienen las sustancias químicas nocivas que se encuentran en el tabaco normal y no producen cenizas al usarlo inhalas un aerosol, como una neblina de partículas finas que contiene nicotina, saborizantes y otros químicos.

Todavía no está claro si ayudan a las personas a dejar de fumar cigarrillos regulares o si son una puerta de entrada para comenzar a fumar productos de tabaco.

Si estas embarazada no debes usar ni exponerte al humo de los cigarrillos electrónicos.

La FDA no ha aprobado ningún cigarrillo electrónico como método para ayudar a las personas a dejar de fumar. Actualmente no existen regulaciones federales sobre los cigarrillos electrónicos, pero existen algunas leyes estatales y locales que prohíben su uso en lugares públicos.

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Últimos artículos
Categorías
Recibe nuestras novedades
Suscribete a nuestro Newsletter

Recibirás artículos para la mujer todas las semanas GRATIS

Lo Último
Últimos artículos
Prostitución y Salud
Prostitución y Salud

La prostitución considerada el oficio más antiguo que existe expone a las mujeres que la practican a múltiples riesgos y daños a la salud que deben conocer

Leer más »

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.